Un “Desayuno con diamantes” para Arantxa

Un “Desayuno con diamantes” para Arantxa

¿Recordáis “Desayuno con diamantes“? Esa Audrey maravillosa y extravagante a la vez, con su croissant en una mano mientras sostiene un café en la otra, mira fijamente el escaparate de Tiffany’s. Su conocidísimo vestido de noche negro de Givenchy y sus maxigafas de sol componen su look. Ya está. Eso es todo, que no es poco. Porque si lo fuera, no querríamos ser siempre ella a pesar del paso de los años. Mirad si no…

Y ahora, ¿recordáis a Vivian, la protagonista de “Pretty Woman“? Tan decidida y tan frágil a la vez, se convierte durante un breve espacio de tiempo en la reina de Rodeo Drive, cuando Edward le dice que se vaya de compras y vuelva con algo bonito. Y ahí va ella, con un buen fajo de billetes en su bolso dispuesta a disfrutar y gastar sin preocuparse por nada. En realidad no es la cantidad de dinero, es el hecho de llegar a un sitio en el que te dicen… “Elige lo que quieras. Pago yo“. ¿Te imaginas? Que te lo dijeran a ti ¿verdad? No ibas a tardar ni cinco minutos en encontrar algo que te gustase muchísimo. Así se empieza bien el día. De hecho, ya tienes una sonrisa dibujada en tu cara 🙂

Ahora, une las dos cosas… “Desayuno con diamantes” y la sesión de compras de “Pretty Woman” ¿Lo tienes? Eso es lo que ocurrió el sábado por la mañana en nuestro lugar especial y no sabéis la satisfacción que produce provocar un montón de sonrisas y ver disfrutar a siete chicas metidas totalmente en el papel de cualquiera de las dos protagonistas de las pelis que os comentaba. ¿Sabéis? Cuando llevas a cabo un trabajo que genera buen rollo y, mires donde mires, sólo ves caras de felicidad… entonces es que has hecho algo bien. Repitámoslo, nos dijimos a nosotras mismas, y en ello estamos.

Pero volvamos sólo un par de pasos atrás, al momento justo en el que Neli, la capitana del equipo, nos llamó y nos dijo: “Queremos empezar la despedida de soltera de Arantxa con buen pie, ¿podemos desayunar mientras nos probamos ropa y complementos? Sería perfecto”. Ahí empezó todo. Ahí nació la curiosidad, que generalmente siempre comienza con frases así: ¿Y si….?, ¿Y si…?. Y entre interrogantes, propuestas y muuuuchos whatsapps con las amigas de la novia, le dimos forma a su particular “Desayuno con diamantes”.

  • Un buffet de desayuno con dulce, salado, cafés y zumos.
  • Un detallito para cada chica.
  • Una selección de la música preferida por la novia.
  • Lo mejor de la moda y los complementos hechos en España.
  • Una sesión de asesoría de imagen totalmente personalizada.
  • Un lugar especial.
  • Un look completo para la novia.
  • Un montón de amigas

¡Ya está! ¡Es perfecto! Ahora añadidle el factor sorpresa. La novia no sabía absolutamente nada, sólo que su día empezaba allí. Después, todo era posible. Y lo fue.

¿Y quién monta este “sarao” que hace que te sientas como una reina? Un equipo muy especial de locas de la vida que no paran de darle vueltas a la cabeza para acertar en cómo hacerte sentir siempre única:

  • Ángela Rueda con sus exclusivos tratamientos de belleza y bienestar.
  • Irene Delgado con sus complementos y sus sesiones personalizadas de asesoría de imagen.
  • Una Caja de Botones y lo mejor de la moda hecha en España.

Si tú también quieres vivir un momentazo así, pregúntanos cómo hacerlo. O mejor… cuéntanos cómo te lo imaginas y nosotras lo haremos realidad ¿Quieres? ¡Vamos allá! Escríbenos aquí: eventoserendipia@gmail.com.

Así fue el “Desayuno con diamantes” para Arantxa <3

Una Caja de Botones
Este sofá y este mirador se convirtieron en lugares muy especiales 🙂

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones
Las galletas personalizadas que nos preparó El Blog de las Avellanas 🙂

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Los zapatos de novia que eligió mi abuela

Margarita se casó de negro y con una enorme y preciosa sonrisa en sus labios. Llevaba un traje de chaqueta que ya no recuerda dónde guardó y una camisa blanca con una lazada en el cuello. En el pelo, un tocado de plumas precioso que después guardó en una caja y regaló a su nieta, años más tarde. En los pies, unos zapatos negros de tacón que cerraban con una hebilla plateada. Ella hubiera preferido un vestido blanco, largo y sedoso, con unos zapatos plateados de tacón con una hebilla brillante. Pero no pudo ser. Eran tiempos de negro y alegría a medias. Eran otros tiempos. Aún así, ella sabía que lo más importante lo llevaba cogido de su mano: su marido. Con él recorrió los pasos que la llevaron al altar y con él, también, vivió una larga vida llena de hijos, nietos y felicidad. No obstante, guardó en su mente aquellos zapatos imaginarios para ofrecérselos a sus nietas.

Y así fue. Un día, casi setenta años después, Margarita paró su silla de ruedas delante de un escaparate. Allí estaban. Esperándola. Los zapatos plateados con hebilla brillante. Ella los imaginó y ellos la esperaron más de medio siglo. No podía ponérselos, pero me los guardó a mi. Ella eligió mis zapatos de novia, esos que tanto os gustaron en mi boda y que llevé desde el principio y hasta el final del día, sin bajarme tan sólo un segundo. Tenían poderes. Los suyos. Ese fue mi secreto. El nuestro.

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Mi abuela eligió mis zapatos de novia. Plateados, con plataforma, cogidos al tobillo con una tira forrada de purpurina, una hebilla brillante y unos pétalos que recubrían la parte de los talones. Más de ocho centímetros de tacón me separaban del suelo, sumados a los que añades si, como yo, ese día flotas de ilusión. Aún así, no superé la altura de mi chico, por suerte 🙂

Nunca le dije que no quería unos zapatos blancos, pero ella lo intuyó. Tendríais que oirla decir orgullosa que esos zapatos “te los elegí yo, tengo 95 años pero conservo el buen gusto del primer día”. Después me los volví a poner en otra boda, pero los super poderes sólo valían para la mía, así que para bailar me los tuve que quitar porque me dolían los pies. Son fenómenos difíciles de explicar, la verdad.

Ahora, dos meses después, pienso que nunca pateé zapaterías en busca del modelo perfecto. Soy una persona muy práctica, la verdad, pero creo que aunque lo hiciera acabaría eligiendo los mismos. No obstante, me encanta mirar Pinterest y guardar los que me parecen preciosos para cualquier novia. Quizá para otra vida. Comparto con vosotras mi selección de zapatos para novia. Quién sabe si también podéis encontrar entre ellos los vuestros, como hice yo con los míos. O quizá os inspiren… quién sabe…

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Una Caja de Botones

Zapatos Rosas

Zapatos Vintage

 

¡Contacta por WhatsApp!
Enviar