¿Sabes por qué una blusa hecha en España cuesta 65 euros?

Hace poco vi un video que me dejó completamente alucinada. Máquinas expendedoras que te ofrecían camisetas a dos euros en plena calle, pero que, al intentar comprarlas, te explicaban por qué y cómo una simple camiseta puede ser tan barata: por la explotación de la mano de obra y las nefastas condiciones de trabajo. Era tan triste y tan verdad a la vez, que la sola combinación de ambos aspectos y la indiferencia que demostramos ante ellos me hizo pensar en escribir sobre ello. Tardé un poco, esa es la verdad, porque cuesta mucho escribir sobre cosas que están social e inconscientemente aceptadas, esas cosas de las que todo el mundo se queja en la calle, pero que cuando hay que poner “negro sobre blanco” cunde el “sálvese quien pueda” o el “a mi que me registren”. Las palabras se las lleva el viento, pero escribirlo es harina de otro costal. Las letras quedan ahí y ¡ay! del valiente que las escriba. Haré la pregunta directamente y sin rodeos ¿Sabes por qué una blusa hecha en España cuesta 65 euros?

Pregúntatelo a ti mism@. Yo lo empecé a hacer cuando desde Una Caja de Botones nos propusimos seriamente promocionar la moda Hecha en España, la de verdad, la que cuesta dinero, sudor y reducción de márgenes de beneficio acercaros para que la compréis a un precio razonablemente bueno cada temporada. Pregúntate ¿cuánto pagarías por una blusa realmente “Hecha en España”?

Por qué una blusa cuesta 65 euros

¿Sabes lo que hay detrás de una camiseta de dos euros? Así rezaba el titular que dio pie a este post. Poca cosa, dirás tu. Lógico que pienses así. Si detrás de una camiseta de dos euros hay alguien que gana dinero, probablemente no se lo lleven las manos que la fabrican. Por cierto… ¿A cuánto le pagarán la hora de trabajo? Pero sobre todo, si con dos euros hay alguien que se lleva beneficio ¿Cuánto le ha costado producirla?

Con todas estas preguntas en mi cabeza me fui a ver a Montse y Sergi, una pareja maravillosa con la que Una Caja de Botones tiene una conexión especial. Son los creadores de Muar Showroom, un lugar donde las tendencias se deciden mucho antes de que sepamos, siquiera, qué se llevará la próxima temporada. Allí elegimos de verano a verano colecciones enteras. Allí adivinamos el futuro de la moda mirando a través de los ojos de Montse y Sergi. Y allí, en Muar Showroom de Madrid, me recibieron para hablar sin miedo ninguno de lo que cuesta realmente fabricar una prenda “Hecha en España” de verdad.

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

“Donde tu ves una camisa blanca de 65 o 70 euros hay todo un proceso que el cliente desconoce. En primer lugar el patrón, después el prototipo, pasando por el tejido, la confección, las fornituras, los acabados de la confección, si se estampa o se tinta… y ya no te hablo de la sesión de fotos, la modelo, la maquilladora, la fotógrafa y todos los viajes que haces a fábrica para controlar el proceso”. Habla Sergi, con cerca de veinte años de experiencia en el mundo de la moda. Se le acaban los dedos para enumerar todas y cada una de las fases hasta que una prenda llega a nuestras manos, ya sea como vendedores o como clientes.

Una blusa cuesta 65 euros

una blusa cuesta 65 euros

Muar Showroom

“Una pieza de ropa que tú vas a lucir en octubre empieza a producirse en febrero y, desde ese mismo instante ya se está poniendo dinero por adelantado. Cuando una colección sale de fábrica tiene que estar ya pagada, con el riesgo que eso supone”. Habla Montse, apasionada de su trabajo. Ella nos guía sabiamente cada temporada para que, por ejemplo, la colección de Argot & Margot llegue a nuestras manos y a las vuestras, como clientas. Cuando nos preguntáis cómo encontramos a nuevas diseñadoras y nuevas marcas españolas de calidad pensad en ella. Montse es el alma de la promoción de la moda “Hecha en España” para los que nos dedicamos a vendérosla. Ella la defiende y a ella también, como a nosotras, le toca justificar precios cuando una clienta le pregunta por qué una blusa cuesta 65 euros. “Si tuviéramos que repercutir todos y cada uno de los costes que supone fabricar una pieza de ropa en España, no saldría rentable venderla. No estarías en precio. Justificar un precio que supone calidad es triste, pero a veces no hay más remedio”.

Después, Sergi y Montse me contaron, a través de estas imágenes que os pongo aquí, el proceso de creación de nuevos estampados para una pieza de ropa. Prueba tras prueba y tiempo de espera para observar el resultado en la prenda. Me pareció maravilloso y casi mágico. El producto de este cuidado proceso es, después, lo que hace diferente a una prenda, lo que nos enamora de ella, nuevos dibujos y nuevos colores. Por suerte, todavía hay muchos creadores que apuestan por hacer bien las cosas, a pesar de lo que cuesta.

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Dicen Montse y Sergi que, en ocasiones, vender una prenda española en un contexto tan reñido en precios como el nuestro es frustrante, “los mismos clientes se frenan mucho al ver el Precio de Venta al Público (PVP) que tienen que ponerle a una pieza y acaban sacrificando calidad por el precio”. Ante este panorama, dicen ellos, buscar prendas más especiales, diseños distintos e intentar desmarcarse de lo que venden las grandes multinacionales de la moda es la clave para sobrevivir “es más fácil arriesgar para diferenciarse de todos los demás, que caer en diseñar y fabricar lo que hace todo el mundo”. Ahí está la clave y la filosofía, también, de Una Caja de Botones: moda distinta para quien quiere ir más allá de lo que lleva todo el mundo.

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Muar Showroom

Y parece que empiezan a ser buenos tiempos para la ropa de calidad. “Ya no vale todo”, dice Montse, “hemos pasado una etapa muy dura en la que la ropa excesivamente barata se ha vendido muy bien, independientemente de su calidad”. Sí, reconozcámoslo. Ha habido una época en la que daba igual si metías la prenda en la lavadora y la sacabas prácticamente hecha una bola. Las prioridades eran otras, una crisis es una crisis. Pero si lo pensamos bien, y vamos más allá de una prenda mediocre que tienes que tirar al año de comprarla, observaremos el panorama semidesértico en el que se ha convertido la industria de los pequeños y emergentes diseñadores españoles que han seguido fabricando realmente en España a pesar de la crisis “y no en aguas internacionales a bordo de barcos-taller, ni en fábricas ilegales de vete a saber qué país remoto”, dice Sergi. Nuestros gestos sí tienen consecuencias, aquí tenemos la prueba más clara de ello.

“La etiqueta que dice Diseñado y Fabricado en España cuesta mucho de garantizar y, hasta hace muy poco, ha sido heroico mantenerla”, cuenta Montse y concluye “nosotros tenemos la conciencia muy tranquila, porque hemos continuado ofreciendo calidad a pesar de la situación y, si ha sido necesario, nos hemos recortado los márgenes”. Coincidirán con nosotros en que si a algo se le debe poner el cuño de Marca España es a esto. En la mano de cada uno de nosotros está fomentar y defender con nuestros gestos algo que nos pertenece: la calidad de nuestros productos y su verdadero valor. De esta forma, y de ninguna otra, contribuiremos a fomentar el crecimiento económico de nuestro país. Tengo una amiga que siempre dice que nosotros lo mejor lo tenemos en casa. Ahora sólo hace falta que nos lo creamos de verdad.

 

 

Comments (7)
  1. pilar dice:

    no me ha podido gustar mas el articulo ,tengo una tienda de calzado infantil pasittos.com y cada dia lucho por que la gene comprenda por que hay que comprar calzado español ,no por que sea mejor que lo es y con mucha diferencia ,pero siempre hago incapie en lo mismo como puede costar un zapto chino 5 e que luego se vende en España a 20 ,nadie se da cuanta de como se ha fabricado ese zapato y en que condiciones …………gracias por este articulo

    1. Una Caja de Botones dice:

      Gracias a ti, Pilar, por tu comentario. Estamos convencidos de que al final siempre prevalece la calidad. Por ello trabajamos. Un beso!

  2. JUAN MARTIN dice:

    Hace un año aproximadamente conseguí llevar a cabo el proyecto que tantos años he trabajado, y de la financiación no quiero ni hablar, Montotex Confeccion, sl. FABRICANTE NACIONAL de vestuario caza. El articulo mas oportuno no podía ser, yo también sufro el tener que explicar el porque del precio, con la etiqueta de cartón (bien grande por cierto) no es suficiente, me parece surrealista tener que decirle a un comerciante que las personas que trabaja conmigo esta dada de alta 8 horas, contrato indefinido, cotizando la S. Social y cobrando un sueldo digno.
    Falta muchísima consciencia social, y si queremos que nuestros hermanos, amigos, conocidos, consigan un trabajo en el que se sientan valorados , la propia sociedad española es la que debe empezar a poner remedio comprando producto fabricado por estos mismos, y no la que viene en un contenedor.
    Os cuento una anécdota:
    Vivo en un pueblo mas bien pequeño en el que prácticamente nos conocemos todos, ademas de la fabrica tengo una tienda y justo al lado de esta hay un chino, veo una señora salir del chino y se me viene para la tienda cargada con dos bolsas de ropa que acababa de comprar, la sorpresa viene cuando el motivo de entrar en la tienda es para pedirme trabajo porque se había enterado de lo de fabrica, en fin.
    gracias de nuevo por el articulo.

    1. Una Caja de Botones dice:

      Gracias a ti, Juan, por compartir tu experiencia. En general, la gente es muy contradictoria: queremos algo de calidad y barato, pero a la vez queremos tener un trabajo con todos los derechos del mundo y bien pagado. Qué difícil es! Yo creo que, al final, la calidad siempre prevalece, así que seguiremos luchando por mostrar al mundo entero que vale la pena invertir en producto nacional. Gracias por dejar tu comentario 🙂

  3. Alba dice:

    Me encanta! Felicidades! Estoy buscando marcas españolas para poder vestirme. Prefiero tener menos cosas pero mejores y mejor fabricadas: ecológicamente y socialmente.

    Miraré esta marca de la que hablas.

    1. Una Caja de Botones dice:

      Muchísimas gracias Alba!! Menos siempre es más, y si es español… ¡muchísimo mejor! Un beso 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Contacta por WhatsApp!
Enviar