Orgullosa de mis amigos

No existe la perfección. Siento mucho reventaros la ilusión. No obstante os diré que sí existe la posibilidad de acercarnos a ella y es en ese intento en el que nos ganamos la admiración de los demás o la envidia, según se mire. En este trampolín sin red que es emprender, yo valoro muchísimo a aquellas personas que se dejan la piel en hacer partícipes a los demás de su proyecto. Y lo digo bien alto: estoy orgullosa de mis amigos emprendedores. Ellos han conseguido acercarme su proyecto y que lo quiera como propio. Nos echamos una mano y nos sentimos totalmente acompañados, cosa que en el mundo del autónomo es muy recomendable, porque de vez en cuando hay más sombras que luces y que alguien te oriente es fundamental.

Yo siempre digo, me lo habréis leído más de una vez, que compartir es vivir y que el simple hecho de montar una fiesta y que todos tus amigos y clientes dejen de hacer lo que están haciendo para acudir a ella, no tiene precio. Eso trasladado a estas fechas que hemos dejado atrás, y que está llena de compromisos, es un éxito rotundo. Eso es una Navidad perfecta. Ni regalos, ni objetos efímeros pueden sustituir el gozo y la satisfacción de convocar a tus clientes y que acudan en masa a tu llamada en tu local. Si tenéis un negocio entenderéis a lo que me refiero. Es lo que llama “petar” el local y que se te ponga una sonrisa de oreja a oreja que no se te borra ni durmiendo.

Mi madre siempre dice que en Navidad ella es feliz haciendo felices a los demás. Pues bien, esa es la sensación que tuvimos el pasado 4 de enero en Un Paseo Por Las Nubes-Sagunto. Miguel Ángel, su creador, no sólo invitó a Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente, sino que además se preocupó de prepararnos una merienda absolutamente espectacular: chocolate calentito, bizcochos caseros de diferentes clases, galletas y chuches a gogó. No sólo los niños estaban encantados, sino que los papás estaban en la gloria.

Estuve en la fiesta con Irene, creadora de Diario de Una Peineta, y debo decir que estoy muy orgullosa de mi amigo Migue y de todo lo que ha conseguido con su tienda en Sagunto. Una vez más abrió las puertas del cielo y se nos hizo difícil irnos de allí. Mola mucho, Migue. Gracias por conseguir ese ambiente, esa unión y esa deportividad comercial. Sí, señoras y señores, estoy muy orgullosa de mis amigos emprendedores.

Ahora os dejo unas fotos del sarao en cuestión. Mucha atención a las caritas de padres y niños… 🙂

 

Ya vienen los Reyes

IMG_4306

IMG_4307

IMG_4312

IMG_4314

IMG_4319

IMG_4321

IMG_4326

IMG_4330

IMG_4337

IMG_4338

IMG_4346

IMG_4350

Una Caja de Botones

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Contacta por WhatsApp!
Enviar