La vida de hoy empieza demasiado tarde

La vida de hoy empieza demasiado tarde

No quería compadecerse de sí misma y, sin embargo, lo hacía constantemente. Se obligaba a recordar que un día tuvo ilusión por todo, con el objetivo de olvidar que ahora no se ilusionaba con nada. Se le hizo tarde esperando a que su presente se pareciese un poquito al futuro que siempre había imaginado y, cuando quiso darse cuenta, ya no tenía edad ¿para qué? para vivir todo lo que tenía pensado. El tiempo se le escapó entre los dedos sin apenas percibirlo. Un día se paró a pensar. ¿Cuándo había pasado frente a ella la oportunidad que tanto había estado esperando? Quizá no había estado atenta, quizá la cogió desprevenida. No puede ser. Tenía tan claro lo que deseaba, había luchado tanto por ello, que estaba segura de que sabría reconocerlo cuando llegase ¿Qué había ocurrido?

Nada. No había ocurrido nada, sencillamente, pero esa era una opción que ella nunca había barajado. Sueña, estudia, trabaja, esfuérzate, cumple, ilusiónate, esfuérzate más y más, ya casi lo tienes, es casi tuyo ¿Lo ves? Está a punto de llegar. Y después… la nada. ¿Cómo es posible?

La vida de hoy empieza demasiado tarde, porque pasamos gran parte de ella esperando. ¿Esperando a qué o a quién? A aquello que nos hace apretar los puños con fuerza de puro deseo de conseguirlo, de tenerlo a nuestro lado para vivir, cuando en realidad vives si respiras y respirar, lo que se dice respirar, lo hacemos desde el microsegundo después de llegar a este mundo. ¡Qué paradojas tiene la vida! Ser pequeño y desear ser mayor para tener y hacer lo que quieres, y ser mayor para desear ser pequeño y disfrutar de no preocuparte por nada, sólo de ser feliz. Nunca estamos satisfechos con nada.

Inconformismo
Fuente: Pinterest
Freedom
Fuente: Pinterest

Tanto tiempo desperdiciado para darte cuenta de que lo único que de verdad necesitas es…. ¡tiempo! Tiempo para reír, tiempo para hacer tus sueños realidad, tiempo para aprovechar cada instante y, sobre todo, tiempo para ser consciente de que el tiempo pasa y no vuelve. Tiempo para aprender a disfrutar de tu propio tiempo. En definitiva, tiempo para respirar y vivir.

Live the life
Fuente: Pinterest

Todo empieza tan tarde hoy… Recuerdo a mi abuela diciéndome, aún hoy, que antes no se vivía así. “Os lo pensáis todo tanto. Lo calculáis, lo planeáis. Echadle más valor. Hubo un tiempo en el que te levantabas y no sabías si te volverías a acostar. Vivíamos con intensidad“. Yo le digo que son tiempos distintos, que ahora nos preocupan otras cosas, nos ilusionamos por conseguir lo que nos apasiona. Antes, y en muchas ocasiones, te tenías que aguantar con lo que había. Me dice que sí, pero de repente me descoloca y me pregunta “¿y elegís el camino correcto? Te he visto dar mil rodeos a lo que quieres ¿Lo tienes ya?”. Y entonces ya no sé qué decir ¿Lo tengo ya?, me pregunto a mi misma. No lo creo. Vuelvo al punto inicial: “No quería compadecerse de sí misma y, sin embargo, lo hacía constantemente”.

Gran Via de Madrid
Fuente: Pinterest

Sólo hay unas pocas cosas que sé de verdad, y que están aquí:

  • Emprende tu propia aventura: te dijiste a ti misma que harías lo que más te gustase en esta vida. Si ello implica salir de tu zona de confort para emprender una aventura empresarial, del tamaño que sea, no te quedes con las ganas. Merece la pena llegar al final del camino sabiendo que has apostado fuerte por lo que querías.

 

  • Cuando acabe de estudiar haré…. ¡Apúntalo! Cuatro o cinco años de tu vida dedicados expresamente a dejarte los ojos en cultura y conocimiento, con la esperanza de disfrutar de todo después, bien merecen el tener una lista de “must” imprescindibles para no dejarse nada en el saco del “deber”. ¡Ojo! Puede que tú no seas muy de esperar a que pase ese tiempo para disfrutar de mil cosas más. Compagínalo. ¡Estudia y vive! Todo es combinable siempre que no pierdas de vista tu meta.
Travel
Fuente: Pinterest

 

  • Dale a todo la importancia justa: tú crees que el mundo se acaba cuando… pero en realidad no es así. El sol sale para todos cada día, incluso si tú piensas que estás viviendo la tragedia más grande del mundo. Date un tiempo, por eso de guardar reposo, llorar y pensar, pero después ¡Vive! Si el sol sale, hay que aprovecharlo. Mi abuela suele decir que cuanto más duermes menos vives. Las ocho horas justas para descansar y ¡a darle muy duro!

 

  • La vida no es como te la habías imaginado: bienvenid@ al club. Cambia tus planes entonces. No dejes que tu meta varíe porque el camino no sea el que habías previsto. La vida te sorprende tanto, que lo mejor es dejarse sorprender. No creas cien por cien a quien te diga que su vida es perfecta, porque en el fondo de su alma tiene algo, pequeño o grande, que le hace compadecerse, arrepentirse, apenarse, ilusionarse por no tenerlo aún. No pretendas tampoco que todo el mundo te cuente aquello que más atesora, positivo o negativo. No todo se dice con palabras. Escucha, percibe, siente, fíjate en cada detalle y comprenderás muchas cosas de la vida que apenas son verbalizadas, pero que se adivinan en los ojos, en las situaciones. Si estás muy atent@ puedes escuchar a la vida hablarte entre líneas.

 

  • Esfuérzate: porque nada de lo que yo te cuento aquí, o de lo que leas en cada blog sobre superación personal o sobre conseguir tus objetivos, tiene sus resultados si no pones de tu parte. Nada es fácil hoy. La preparación, la lectura, la cultura, el conocimiento en todas sus facetas es el único bien inmaterial que te hará la persona más poderosa del mundo, aunque tú te creas el más insignificante. La respuesta está en los libros y en la vida, porque la vida es un círculo que da vueltas y lo que hoy ocurre ya pasó una vez, con sus pequeñas diferencias. Aprende a relativizar y a priorizar.

 

  • No te compadezcas de ti mismo: porque es posible que aún no hayas hecho nada por conseguir, de forma directa y sin rodeos, aquello por lo que aprietas los puños de pura ilusión. Y si te descubres, como yo lo hago y como mil mortales lo hacemos cada día, compadeciéndote por algo ¡Mueve el culo! Del cielo sólo cae la lluvia, así que deja de mirarlo por si “la intercesión divina” se apiada de ti y te toca algo gratis.

Esfuerzo

La vida de hoy empieza demasiado tarde, es verdad. Tenemos tantas cosas que hacer antes de vivir lo que queremos… Para un poco antes de seguir con lo que estás haciendo. La vida no dura eternamente y, antes de lo que te imaginas, estarás mirando hacia atrás buscando el punto en el que te perdiste. Detente. Pregúntate si en el que estás es tu camino, porque si antes de tener hijos, montar tu negocio, viajar, casarte, divorciarte, irte a vivir al extranjero, dejarlo todo por algo o alguien, o lo que sea que hayas decidido que sea tu meta para ser feliz, tienes cuatrocientas excusas baratas… algo no estás haciendo bien y un día descubrirás que el tiempo ha avanzado y que no has hecho nada de lo que siempre quisiste hacer.

Live the life you love
Fuente: Pinterest

 

Comentarios (4)
  1. Vir dice:

    Bonitas y sabias palabras. Gracias por que a veces olvidamos que el futuro es hoy.

    1. Una Caja de Botones dice:

      Gracias Vir! Vuestros comentarios hacen que todo lo que pasa por mi mente, y me atrevo a plasmar en palabras, cobre sentido 🙂

  2. ELIZABETH VELA MORENO dice:

    Un buen análisis y reflexión sobre esta aventura llamada vida, los miedos y las barreras mentales que nos ponemos sin darnos cuenta que avanzamos y que el tiempo juega en nuestra contra.

    1. Una Caja de Botones dice:

      Gracias Elizabeth! Cuántas barreras sin darnos cuenta, verdad? Cuando sólo el tiempo, y disfrutarlo, es lo más importante. Un beso!

Enviar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor introduce el código que se ve en la imagen *