Así es nuestra venta privada en Valencia

Así es nuestra venta privada en Valencia

Cuando pensamos en el desarrollo de nuestro modelo de negocio en el ámbito de la moda, hace algo más de tres años, lo tuvimos claro desde el principio: queríamos fomentar la venta privada en Valencia. Ya existían algunas opciones puntuales, fundamentalmente citas esporádicas de tiendas muy concretas para vender su stock a sus clientes más fieles. Es lo que conocemos comúnmente como outlets. Pero esa no era nuestra idea. Una venta privada no tenía que estar relacionada, necesariamente, con producto de fuera de temporada. Queríamos ir más allá, de hecho, teníamos que ir contra corriente ¿Cómo? Promocionando la venta de marcas de moda españolas  en temporada, con un precio apto para todos los bolsillos, pero con un trato exclusivo, es decir, con cita previa ¡Ahí estaría nuestra diferencia!

En un mundo, el nuestro, donde todo se compra y se vende con tantísima rapidez. Donde prima el aquí y ahora. Donde te desahogas una tarde en un centro comercial tirando de tarjeta, para luego llegar a casa y darte cuenta de que tienes que cambiar la mitad de las cosas… Y donde coincides en la oficina o ¡peor! en un evento con dos personas que visten igual que tú. Nosotras íbamos a darle una vuelta a la tuerca poniendo en marcha un tipo de venta que, en realidad, existe desde hace muchos años, pero que teníamos completamente olvidado desde hacía mucho, pero que mucho tiempo ¿Recordáis estas imágenes?

Taller de costura de la Avenue Montaigne museo bellas artes bilbao bilbaoclick
Taller de costura de la Avenue Montaigne. Fuente: Pinterest
Desfile en Poiret
Desfile en Poiret. Fuente: Pinterest
Pasarela privada
Pasarela privada. Fuente: Pinterest
Showroom sombreros
Showroom sombreros. Fuente: Pinterest

Salvando las muchísimas distancias que nos separan, hubo un tiempo en el que se sabía de dónde venía lo que te ponías. Una falda, un vestido, una blusa de batista o un sombrero con flores. Cierto es que el contexto no es el mismo, no vamos a ponernos exquisitas, porque gracias a la popularización de la moda hay muchísimas prendas que son accesibles a todos los bolsillos, eso es un avance sin duda. No es tanto este último elemento como el trato. El trato personalizado. Entrar, preguntar, comentar y decidir. Dejarse asesorar y, fundamentalmente, tener la certeza de que lo que compras está bien hecho porque antes ha sido pensado y diseñado a conciencia ¿No os encanta la idea? Hubo un tiempo en el que se trabajaba así, y aún hoy hay lugares que te ofrecen ese servicio sin subirse a las nubes. Esa es nuestra máxima.

Por ese motivo decidimos, sin perder la esencia de ser tienda online para toda España, habilitar un lugar especial en el que dedicaros toda nuestra atención: nuestro showroom de venta privada en Valencia. Así de bonito nos ha quedado en un espacio compartido, junto al Mercado de Colón. Es precioso ¿verdad?

Showroom Una Caja de Botones

Showroom Una Caja de Botones

Showroom Una Caja de Botones

Y pensar que empezamos en una habitación en nuestra propia casa… ¿Y tienda convencional para cuándo?, nos preguntáis algunas. De momento, no es la idea, ni creamos que lo sea en un futuro a medio plazo. Este es el tipo de servicio que nos gusta dar: venta y asesoramiento privado en Valencia y tienda online para toda España. Nunca se puede decir “De este agua no beberé”, pero la tienda convencional no es nuestra filosofía.

Una Caja de Botones es un lugar de contínua búsqueda de marcas españolas, de nuevos valores, de firmas bonitas y de calidad accesibles a vuestros bolsillos. Que puedas ir diferente, con encanto y con clase, sin dejarte un riñón en el intento, como se suele decir 🙂

¿Y cómo funciona? Pidiéndonos cita aquí por whatsapp, con una llamada de teléfono o con un sencillo mail a tienda@unacajadebotones.com. Te daremos hora y te atenderemos, sin compromiso, a las mil maravillas. También puedes comprar online aquí o contactarnos a través de mensaje por nuestra Fanpage de Facebook aquí ¿Te animas? Sólo te digo que las que vienen salen encantadas ¡Y repiten! Es el mejor regalo que nos podéis hacer. Sed felices 🙂

Jul Konstruktion o el market más mágico de Valencia

Hace muy poco que descubrí la verdadera “experiencia market” y tengo que decir que no fue en Valencia, ni siquiera en España. Fue en Nueva York. Durante un viaje este verano, y paseando por la zona del High Line, de repente entramos en un lugar muy especial, casi mágico. No era Navidad, ni siquiera invierno, pero aquello tenía un “no sé qué”, que conseguía que no te quisieras ir de allí por nada del mundo. Entonces me di cuenta de que muy pocos lugares guardaban realmente el verdadero espíritu del “market” o “pop up”:

  • Música sugerente
  • Mucha luz
  • Productos de calidad y procedencia totalmente localizada
  • Diseño inspirador
  • Sonrisas de quienes venden los productos
  • Ideas, muchas ideas
  • Un ambiente mágico

Entonces, recorrí en mi mente los muchos, muchísimos “markets” que estos días abarrotan nuestras ciudades y muy pocos encajaban en el que, para mi, es el genuino modelo de “pop up”. Un lugar especial en el que quieres estar y al que quieres volver. Un espacio efímero. Un lugar por el que pasear y comprar productos diferentes en un momento muy determinado y después de una conversación amigable con quien te vende cada pieza, porque está escogida con todo el amor del mundo.

Fijáos… y lo más importante de un market ya no es sólo comprar o vender, sino darte cuenta de que es un lugar especial en el que quieres estar porque todo te gusta, desde un cojín hasta una guirnalda en la pared, y al que quieres volver porque te encuentras a gusto, muy a gusto. Es el resultado de ponerle todo el cariño del mundo a una idea. Así es Jul Konstruktion.

Estos días, ese espacio del que os hablo existe en Valencia y se llama Jul Konstruktion. Está en la Calle Pizarro, 29 de Valencia. Puedes venir a pasear por él y saludarnos. Te estaremos esperando con una sonrisa de oreja a oreja, porque en un “market” lo mejor es querer volver y enamorarte de cada rincón por el que pasas. Hasta el domingo 20 estaremos allí, en el market más mágico de Valencia ¡Nos vemos!

 

No te pongas lo primero que pilles

Y no me refiero precisamente a lo primero que pilles de tu armario. No. Es obvio que, en la sociedad en la que vivimos, el tiempo es oro y en ocasiones no tenemos demasiada inspiración o no nos sentimos todo lo “glamourosas” que merecemos para el empeño que le ponemos. Me refiero a que no te pongas lo primero que pilles, del primer stand en el que te digan que está todo de rebajas, pero sospechas, en el fondo y como buena mujer inteligente que eres, que es de dudosa calidad. Me refiero a que no merece la pena tener un armario lleno de jerséis de todos los colores, porque estaban de rebajas ¡No! ¡Me niego! Tiene que haber un término medio entre ponerte lo primero que pilles, de la procedencia que sea; comprarte un montón de cosas, para abrir el armario y después no ver nada; e ir súper casual de la muerte con firmas carísimas. En ese punto reside la virtud, querida. En la moda, como en la fotografía, menos es más.

Argot_y_Margot
(Foto: Argot y Margot)

 

Hace poco hablaba con una amiga sobre este tema. Ella, compradora compulsiva de moda como había sido toda su vida, me comentaba que su madurez en este asunto había llegado por una única vía “compro menos, pero compro mejor”. Esto se lo he oído decir a mucha gente durante mucho tiempo, pero nunca había llegado al punto de experimentarlo por mí misma. “Con el gustito que debe dar abrir el armario y quedarte un cuarto de hora pensando en lo que te vas a poner, de entre las cientos de piezas que tienes en las perchas”, he pensado en alguna ocasión. Pero no, amiga. Ya no cuela.

(Fuente: Vanitatis)
(Fuente: Vanitatis)

 

El otro día escuché en un informativo hablar sobre “el fenómeno de la ropa barata, la moda de la crisis“. Me horroricé. Punto. Decía que las tiendas low cost estaban buscando su sitio entre cientos de jóvenes con necesidad de comprar (así, al tun tún, comprar sin más ¿el qué? no sé, comprar y ya está), pero no más de 50 euros en el bolsillo. O.O. “Oh, Dios mío”, pensé ¿Es verdad? ¿Nuestros jóvenes son así? Y en ese momento me vino a la mente la imagen de jóvenes indefensos ante una mega tienda de cuatro o cinco pisos con mesas y percheros repletos de ropa por todas partes ¿Recordáis la imagen de Sólo en casa con la cara de Macaulay Culkin horrorizado? Os refresco la memoria…

Solo_en_casa

(Fuente: El Confidencial)
(Fuente: El Confidencial)

 

Esa es la cara y esa es la imagen que me vino a la mente… Jovenzuel@s del mundo, hay algo más que gastar en mil piezas de ropa. Es mucho mejor elegir dos o tres cosas que sean tendencia esa temporada y apostar por ellas siendo piezas de calidad, que comprarse media tienda low cost para recoger los restos de la lavadora cuando los sometas a un buen lavado que las dejará hechas unas auténticas bolas 🙁

Y vosotr@s diréis: “Esta chica se ha vuelto loca. Si tiene una tienda, lo más lógico es que quiera vender cuanto más mejor”. Sí. Lo es. Pero también quiero que sepáis que en Una Caja de Botones todavía somos de los que te explicamos el por qué de cada pieza y, si lo requiere, hasta el por qué del precio. Nunca te llevarás nada que no te siente bien, y nunca tendremos nada que no nos pondríamos nosotras. Eso es así.

Una_Caja_de_Botones
(Foto: Nerea Coll)

 

Hay tanta oferta, hay tanto y tan barato por ahí, pero también hay tanto y tan bueno sin llegar a ser prohibitivo. Seguro que much@s de vosotr@s habéis vivido, como yo, la escena de tu madre o tu abuela sacando del armario una blusa preciosa, un abrigo maravilloso acompañado de las siguientes palabras: “Lo tengo desde hace… y nunca se ha pasado de moda”. Y resulta que, en ese momento, descubres el paño, el crepé de seda, la lana de verdad, el encaje inmortal y esos tejidos maravillosos a los que nunca les salían bolas por un fenómeno inexplicable de la vida. Tampoco voy a pedir que nos pongamos exquisitos, porque hoy en día todo está muy mezclado y hay verdaderas maravillas que están muy bien de precio. Sólo digo que te quieras a ti misma, que no te pongas lo primero que pilles porque lo diga esta o aquella de allá, o tal o cuál medio de comunicación. Que tu armario es tuyo, amig@, decidir qué dejas entrar en él debería ser un privilegio para la pieza que entra, te lo decimos nosotras que de esto sabemos sólo un poquito 😉 Besos mil.

 

 

El secreto del Blue Atelier

¿Conocéis The Blue Atelier? Es un taller con muchísimo encanto que se encuentra en la Calle Corona, 31 de Valencia. Lo regenta Ana Serrano, licenciada en Bellas Artes, con mucho talento y mucha paciencia también. Ana nos abrió las puertas de su Blue Atelier en Navidad para organizar un market, se lo pusimos patas arriba (incluidas las plantas) y, aún así, quiso que repitiéramos antes de la noche de Reyes ¿Eso es o no es tener una paciencia infinita?

Para mi ha sido todo un descubrimiento. Paco Sanabria, creador de Qadrets y un artista fallero maravilloso, me llamó para que participase en lo que llamamos Blue Market y no me lo pensé dos veces. Qadrets es una firma muy especial para nosotras porque contiene todos los elementos para el éxito: un creador con talento (Paco) y unas personas estupendas y generosas detrás. Cuando una firma así de genial te llama para formar parte de una iniciativa, una no se lo tiene ni que pensar, y así lo hicimos.

El secreto del Blue Atelier, un taller pequeñito y encantador, es que durante todo un fin de semana de market no dejó de entrar gente. Desde la mañana y hasta la noche, con una única pausa para comer. Nunca lo hubiera dicho. Hemos estado en sitios más vistosos, más acristalados, mejor situados y hasta más estilosos. Pero no. A veces todo eso no es suficiente, tan sólo tener un taller encantador ¡Enhorabuena Ana!

Compartimos espacio, una vez más, con Mi Niña Bonita, de la encantadora Arantxa; y la bisutería de Irene Delgado, con un gusto exquisito. Allí conocimos a Esther, de Chincheta; y a los chicos de Peinetta Roja, con los que al final tenía muchísimas cosas en común ¡Gracias por un finde más de amistad y emprendimiento!

Aquí podéis ver las fotos de todos los expositores 😉

Pon un partner en tu vida

En esta vida loca de emprendedores, tener compañeros de viaje es lo mejor que te puede pasar. A veces los buscas tú, otras veces aparecen solos y, en ocasiones, vienen recomendados por tus mejores amigas. Pon un partner en tu vida es algo más que un consejo que os doy, es una forma de vivir esta montaña rusa que se llama emprender ¡¡Mucho mejor si es con amigos!! Así empezó todo con Un Paseo por las Nubes y Arantxa.

Un paseo por las nubes y Arantxa

Mi amiga Irene Benet me dijo que tenía que conocer a Miguel Ángel, “tiene una tienda en Sagunto con ropa de niñ@s y es ideal, te va a encantar”. “Seguro que sí, Irene”- le dije yo- “pero lo mío es un showroom y él ya tiene una tienda. A lo mejor no le apetece la vida bohemia de ir de un lado para otro”. “Llámale”- me dijo Irene… Y de esta forma llegamos a crear este cartel, que nos identificará allá donde vayamos.

Showroom Un paseo por las nubes

Después de un showroom en Sagunto (en el mes de junio), otro en Valencia (en julio) y un market en Altea (It Market), os digo que la fórmula es absolutamente perfecta. Él tiene una tienda, sí, pero no se le caen los anillos a la hora de recoger y meterlo todo en el coche, incluida su maravillosa mujer, Davi, y plantarse allá donde quiera darse a conocer. ¿El secreto? le apasiona lo que hace. Porque, queridos míos, en estos tiempos de la startup, el que se queda parado no va hacia ningún sitio. Hace tiempo que no basta sólo con abrir la puerta de tu tienda a pie de calle, hacedme caso…hay que abrir más puertas, mover las redes, hacerse fotos, subirlas y, si te queda tiempo, alimentar tu blog.

Un paseo por las nubes y Arantxa

Y Laura, y Esther, y Mila, y…. seguiría hasta el infinito, porque lo de Miguel Ángel y sus amigos y clientes es espectacular. Su tienda es ese lugar en el que siempre quieres estar, a pesar de que se haga la hora de cerrar (y de que él mismo tenga que decirles que son las ¡¡¡9 de la noche!!!)

Lo comprobé en el primer showroom que organizamos, a finales del mes de junio. Entonces, ya me sorprendió que veinte minutos antes de empezar el evento hubiera gente en la puerta esperando a que abriésemos. Como en un concierto de tu artista favorito, como esa fiesta que no te quieres perder por nada del mundo ¡Alucinante! y mira que he hecho showrooms, pero lo de Un Paseo por las Nubes es diferente O.O Su estilo, sus prendas, la música… todo tiene un encanto muy especial.

Un paseo por las nubes

A Arantxa también la conocí en este lugar tan especial. Ella hace unos collares y unas pulseras preciosas. La situación económica la empujó a emprender, y sólo se me ocurre una pregunta: ¿¿¿por qué no lo hiciste antes, darling??? Estrellas, pompones, nombres grabados y mil cosas más. Te dan ganas de ponértelo todo. Búscate un nombre comercial y lánzate al estrellatoooo.

Migue y Arantxa

IMG_5930

IMG_5931

IMG_5932

IMG_5933

 

Un paseo por las nubes y Milicocinillas

Se llama Mila, pero casi nadie la llama ya así. Ella es Milicocinillas y va siempre a mil por hora. El nombre le viene por el blog de cocina que se ha montado, y donde hace de las suyas. Dulce, salado, restaurantes recomendados y tutoriales son algunos de los contenidos que podéis encontrar en su web. Yo la conocí a través de Instagram, por sus comentarios ocurrentes y la mar de salados. Pero no fue hasta el viernes cuando ¡por fin! le puse cara y hablé con ella. Tampoco le da la vida para tanto Social Media, pero ahí está: trabajando, estudiando, cocinando y escribiendo.

Milicocinillas

Milicocinillas

Lo del viernes fue un fiestón de los buenos, que pensamos repetir en breve: niños por todas partes, merienda, madres encantadas, ruido a gogó y muchas sonrisas.

Una vez más, acabamos a las 22.30, agotados y felices. Gracias a todos por venir, y a Suc de Taronja por contarlo todo en su web. Aquí, unas imágenes del sarao bonito de verdad 😉

Una Caja de Botones

IMG_5940

Un paseo por las nubes

Un paseo por las nubes Un paseo por las nubes

Collares

Suc de Taronja

UCDB